Cuando pensamos en el género de música clásica, lo asociamos automáticamente con ciertos compositores europeos, tales como Mozart, Bach o Beethoven. Esto es así porque esta corriente musical se basa principalmente en la música producida o derivada de las tradiciones de la música litúrgica (música sacra, concebida para interpretarse en contextos religiosos), además de la música secular de Occidente, teniendo como foco mayoritario Europa Occidental.

A pesar de esto, la historia de la música clásica no se reserva tan solo a este continente, y es que este tipo de influencias se expandieron por el resto de continentes, dando lugar a compositores y obras de gran calidad que, en cierta medida, no han sido tan visibilizadas.

Por ello, y con la premisa de que en este blog lo primero es nuestro profundo amor por la música, nos gustaría explorar cómo este género se ha expandido por el mundo y las maravillas que se pueden encontrar. Si te parece un tema fascinante, acompáñanos a conocer más en este viaje por distintas tierras.

Música clásica de América Latina

Aunque la historia de la música clásica occidental se ha centrado en Europa, la historia de la música clásica de América Latina y sus compositores es extensa y antigua. Desde el periodo colonial, esta música de Europa se fue introduciendo y comenzaron a aparecer algunos compositores del barroco latinoamericano, tales como Fray Esteban Ponce de León o Juan de Araujo.

Tras la independencia, la música clásica latinoamericana continuó con su desarrollo, aunque fuertemente influenciada por la estética europea. De esta época se puede destacar la Escuela Chacao de Venezuela o la Escuela Cubana dirigida por Manuel Saumell, Ignacio Cervantes y Nicolás Espadero.

Posteriormente, con el nacimiento de cada estado en América Latina, cada país desarrollará su propia cultura en torno a este género, dando lugar a diversas variantes y nuevas formas de interpretarla. Algunos de los compositores más celebrados son Astor Piazzolla de Argentina; Camargo Guarnieri de Brasil; Teresa Carreño de Venezuela, o Carlos Chávez de México. Sin embargo, existen muchos más y os invitamos a investigar y conocer estas obras tan diversas llenas de talento y originalidad.

Música clásica en Estados Unidos

Al igual que en América Latina, los maestros europeos influenciaron a los compositores estadounidenses, pero posteriormente el género comenzó a evolucionar de manera propia.

Algunos de sus clásicos podrían comenzar con Samuel Barber y su ‘Adagio for Strings’, que ha sido utilizado en situaciones especiales, como el propio funeral del presidente Franklin D. Roosevelt o como banda sonora de la película sobre la guerra de Vietnam, ‘Pelotón’, ganando dos premios Pulitzer. Por otro lado, ‘Fanfare for the Common Man’ o ‘Appalachian Spring’ de Aaron Copland son dos trabajos realmente reconidos y valorados. Además, Florence Price fue la primera mujer afroamericana cuyo trabajo fue interpretado por una orquesta importante, la Chicago Symphony Orchestra (Orquesta Sinfónica de Chicago), en 1933.

El ‘Great American Songbook’ (Gran Cancionero Estadounidense) es un reconocido canon musical que reúne las canciones más influyentes desde la década de 1920 a 1950. En el terreno de la música clásica destaca ‘Rhapsody in Blue’ de George Gershwin, aunque existen otras que podrían considerarse variaciones del género.

Música clásica en Oceanía

Las primeras influencias musicales occidentales en Australia se podrían remontar a dos fuentes distintas: en los primeros asentamientos, el gran número de personas que trajeron la música folclórica tradicional de Europa, y los primeros colonos libres, ya que algunos habían estado expuestos a esta en su crianza.

Desgraciadamente, muy poca música clásica ha sobrevivido de este periodo de tiempo, aunque sí se pueden encontrar muestras de música originarias de Sydney que datan del siglo XIX. Las publicaciones musicales de este periodo conservadas en bibliotecas australianas incluyen obras de Isaac Nathan, Frederick Augustus Packer, Carl Linger o William Stanley.

Persona tocando el piano

La diferencia en Asia y África

Sin embargo, la noción de música clásica tal y como la conocemos en Occidente no se ha desarrollado de la misma manera en Asia y África debido a diversos factores relacionados con el contexto histórico. Aunque esto sea así, ambos tiene una gran tradición musical, avalada por grandes compositores.

Asia y sus instrumentos

Algunos ejemplos podrían dividirse en países, ya que las muestras son realmente diferentes. Así, empezando con Japón, un compositor muy reconocido es Toru Takemitsu y sus obras combinan tanto elementos de la música tradicional japonesa como de la occidental. Además, un gran clásico es ‘Kojo no tsuki’ (“Luna sobre el castillo antiguo”) de Rentaro Taki.

Por otro lado, India presenta una bonita tradición de la música clásica hindustani, destacando compositores como Bismillah Khan o Ali Akbar Khan. También podemos reconocer a Hairprasad Chaurasia, un renombrado flautista indio que es conocido por su dominio del instrumento de bambú llamado bansuri.

Para finalizar, Guan Pinghu fue un gran virtuoso de la cítara china, llamada guquin, y es considerado como uno de los mejores intérpretes y compositores de guqin del siglo XX. En Corea encontramos a Jeon Min-je, director de orquesta, conocido por sus composiciones sinfónicas y música de cámara.

África y las tradiciones indígenas

De la misma manera, la música clásica en África aparece por las tradiciones y culturas indígenas, con un tipo de formas musicales que han sido transmitidos de generación en generación. En Nigeria se puede descubrir al compositor y organista Fela Sowande, reconocido por su trabajo en música coral y obras orquestales, mezclando elementos africanos y occidentales.

Siguiendo con esta dinámica tenemos también en Sudáfrica a John Kanyenyeza y Bonjani Ndodana-Breen. Estos son solo algunos ejemplos de compositores que destacan en la música clásica africana, pero es importante resaltar que existe una gran variedad de estilos y tradiciones musicales en todo el continente, teniendo cada región sus propios músicos influyentes.

La música clásica africana comprende una vasta gama de géneros, incluyendo música vocal e instrumental, pero también obras orquestales, y en la actualidad continua desenvolviéndose y enriqueciéndose.

La conclusión final de este artículo, y la razón principal por la que se escribe, es para resaltar el talento y calidad en las obras musicales en todo el mundo, aportando nuevos matices y visiones que engrandecen este arte,

Newsletter

    NEWSLETTER
    Cerrar

    Newsletter

    Suscríbete a nuestra Newsleeter y recibe toda la información de interés, junto con las últimas novedades.