En este blog hemos hablado numerosas veces sobre el poder de la música clásica para ayudar a reducir el estrés, la ansiedad y la tensión emocional. Este tipo de entretenimiento trae grandes beneficios para mente y cuerpo, y es que puede facilitar la reducción de los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y a mejorar el estado de ánimo y la relajación.

En este artículo exploraremos algunas de las mejores piezas de música clásica que pueden contribuir a aliviar esa tensión y ansiedad, además de explicar el porqué de estas reacciones y cómo incorporar la música clásica en nuestra vida diaria.

¿Cómo la música clásica puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad?

La música clásica es una forma de arte que ha sido valorada durante siglos por su belleza, complejidad y capacidad de evocar emociones. Más allá de esto, se ha demostrado en multitud de estudios científicos su capacidad para proporcionar beneficios a las personas gracias a sus ritmos tranquilos, que pueden ser clave en momentos de mayor tensión.

Esta actividad puede tener efectos positivos en nuestro cerebro, ya que puede estimular la producción de dopamina, un neurotransmisor que se asocia tanto con el placer como con la felicidad. Además, la música clásica puede ayudar a reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés, lo que puede mejorar el estado de ánimo y la relajación.

Escuchando música clásica

Las mejores piezas para conseguirlo

Tras haber brevemente explicado cómo funciona y porqué es así, ha llegado el momento de seleccionar las obras más idóneas para que actúe acorde a nuestras expectativas.

‘Concierto para piano n.º 21’, de Wolfgang Amadeus Mozart

Comenzamos con el ‘Concierto para piano nº21’ del conocido Mozart. Esta es una de sus obras más famosas y es admirada por su capacidad para evocar emociones y sentimientos, además de por su belleza. Esta pieza concretamente es suave y tranquila, con un tono melancólico y relajante, perfecto para conseguir el objetivo buscado.

‘Serenata para cuerdas en mi mayor’, de Antonín Dvořák

La Serenata para cuerdas en mi mayor de Dvořák fue escrita en 1875 y se estrenó en Praga en diciembre de 1876. Con un carácter lírico y apacible, su música influye en nuestro estado de ánimo a través de sus cinco breves movimientos.

‘Adagio for Strings’, de Samuel Barber

El Adagio for Strings de Samuel Barber es una de las piezas de música clásica más conmovedoras de todos los tiempos. La pieza es lenta y emotiva, y puede ayudar a reducir la tensión y la ansiedad mediante la creación de un ambiente tranquilo y sereno.

‘Clair de Lune’, de Claude Debussy

Esta obra se caracteriza por tener un ritmo lento y suave, y una melodía envolvente que evoca una sensación de paz y tranquilidad. Además, su tonalidad es muy conocida en general, por lo que podrá provocar sentimientos de cercanía y nostalgia, algo que siempre trae calma.

‘El Cisne’, de Camille Saint-Saëns

En esta canción se da vida a una antigua leyenda en el número que hoy escuchamos de ‘El Carnaval de los Animales’, suite de 14 danzas en la que cada una de las piezas representa a un animal. Se concibió originalmente como una especie de broma musical al caricaturizar a los personajes como si se tratase de un carnaval.

El compositor creyó finalmente esta idea como algo trivial y prohibió su representación, al menos hasta después de su muerte, excepto por ‘El Cisne’, gracias a su sensibilidad.

¿Cómo incorporar la música clásica en la rutina diaria? 

El estrés y la ansiedad pueden ser dos acompañantes realmente dolorosos en nuestra vida cotidiana, impidiendo que ejerzamos distintas funciones o afectando a nuestro comportamiento. Mientras que la solución definitiva es ir al origen que lo causa y buscar ayuda profesional, existen algunas pequeñas ayudas que pueden contribuir a lidiar con ello en momentos puntuales para conseguir disminuirlos.

Entre ellos se encuentra el escuchar música clásica, pero: ¿cuándo podemos hacerlo en el día a día? Integrar esto en la rutina puede ser complicado, aunque con todos los beneficios que proporciona, realmente merece la pena sacar un rato al día para hacerlo (especialmente por la calidad de las piezas y el puro placer de disfrutar de la música).

Te contamos algunos de los momentos ideales para escuchar música clásica y disfrutar de una vida mucho más tranquila y relajada.

Escuchar mientras se trabaja o estudia

La música clásica puede ayudar a mejorar la concentración y la productividad, por lo que puede ser una excelente opción para escuchar mientras se trabaja o estudia. Es importante elegir piezas suaves y tranquilas que no sean demasiado distractoras, como las mencionadas en el artículo o ‘Concierto para piano nº 21’ de Mozart mientras se realizan tareas diarias.

Antes de irse a dormir

Escuchar música clásica antes de dormir puede ayudar a reducir la ansiedad y el estrés, y preparar la mente y cuerpo para una buena noche de descanso. Lo ideal es escoger unos buenos audífonos que no molesten, elegir una playlist tranquila y cerrar los ojos para disfrutar de la tranquilidad y calidad de la música.

Asistir a conciertos de música clásica

Aunque esto es algo que no se puede hacer todos los días, sí es aconsejable incorporarlo como algo más que puntual. Al acudir a ello se pueden descubrir piezas magníficas y de su estilo, la mejor manera para disfrutar. Puedes consultar la programación de Filarmonía de Madrid y ver cuál de todos nuestros espectáculos es el ideal para hacerlo.

Verdi, Beethoven, Carmina Burana… Muchas opciones de calidad interpretadas por la Orquesta Filarmonía para aprender a ver ese lado beneficioso de la música clásica viviendo a la vez una experiencia inolvidable.

Crear una lista propia de reproducción

Tras haber escuchado las canciones que proponemos, haber asistido a conciertos y explorado los diferentes estilos que existen dentro de la música clásica, llega el momento de crear una lista de reproducción que recoja las canciones favoritas recolectadas en este tiempo, definiendo un gusto musical muy personal que hará más fácil incluir esta en la vida diaria y poder confiar en ella en momentos de tensión y ansiedad.

Newsletter

    NEWSLETTER
    Cerrar

    Newsletter

    Suscríbete a nuestra Newsleeter y recibe toda la información de interés, junto con las últimas novedades.