En la actualidad, se puede decir sin miedo a equivocarse que las películas de Harry Potter se han convertido en obras de arte dentro del cine contemporáneo, no solo para la crítica profesional, sino también para millones de seguidores que continúan en aumento a pesar del paso de los años. Sin duda, la historia creada por J.K. Rowling es una parte crucial de este fanatismo, pero… ¿te has preguntado alguna vez cómo su banda sonora consiguió que los espectadores entrasen y disfrutasen de este mundo de magia? Acompáñanos en este pequeño análisis de sus curiosidades. ¡Aparecium este artículo!

Desde luego, la música es una de las claves de esta saga y es innegable su papel, no solo para acompañar a los escenarios, sino también para ambientar el recorrido de Harry a través de un universo totalmente nuevo para él: los secretos escondidos en Hogwarts. Las composiciones fueron creadas por John Williams en las tres primeras películas, Patrick Doyle en la cuarta, Nicholas Hooper en la quinta y sexta, y Alexandre Desplat en las dos últimas.

Así, las creaciones de John Williams son probablemente las más conocidas, aunque cada compositor se las ingenió para crear nuevos temas con la intención de contextualizar a personajes, ubicaciones, sentimientos o ideas. Su banda sonora es una de las más cuidadas y estudiadas al milímetro, y fue utilizada en momentos clave que ayudaban al espectador a situarse. De esta manera, existen canciones para todos los protagonistas: los buenos, los malos, los amigos, los enemigos, la familia… Pero también se asocian a emociones, como la nostalgia, la felicidad o el miedo; o a momentos cómicos, especialmente relacionados con la familia Dursley.

La melodía más conocida (‘Hedwig’s theme’) se presenta en la escena inicial de la primera película, ‘Harry Potter y la Piedra Filosofal’, además de en los créditos principales. También se puede escuchar cuando el director de Hogwarts, Albus Dumbledore, habla por primera vez; o cuando el guardián Hagrid aterriza con su moto. Esta tiene una mezcla de ese aire mágico, pero también misterioso, que despierta la curiosidad desde un principio y que suena en los instantes clave, y el instrumento principal es la celesta. Además, John Williams creó otra versión más oscura, que se podría considerar incluso otra composición, que suena mientras se muestra el título para representar esa incertidumbre.

¿Por qué su banda sonora suena como un encanto?

El productor musical Jaime Altozano ya analizó por qué la banda sonora de Harry Potter sonaba tan mágica, dando alguna de las claves de su éxito. Por ejemplo, respecto a estas dos canciones principales, la explicación es que ambas están en modo menor, por ello funcionan, y tienen notas poco comunes, fuera de la escala, para crear disonancia. Además, tienen armonías en común con otras conocidas sagas como El Señor de los Anillos o Star Wars (La Guerra de las Galaxias), utilizando acordes menores sin relación tonal. Sin embargo, en Harry Potter, el ritmo hace estas melodías más equilibradas, generando interés.

Como has podido ver, la banda sonora de esta saga es realmente especial. Si tras leer este artículo te han entrado ganas de disfrutarla en directo, entonces no puedes faltar el sábado 7 de enero a las 11:30 en el Auditorio Nacional. La Orquesta y Coro Filarmonía le rendirán homenaje de la mano de Pascual Osa, utilizando unos cuantos Polvos Flu para aparecernos en este mundo mágico. Un plan divertido para hacer con niños (y también adultos) en las vacaciones navideñas.

Además, te invitamos a sacar la capa y varita del armario para participar en nuestro concurso de disfraces, que todos los años recompensa a los más originales con premios sorpresa. Haz click en Accio Entradas para no perdértelo.

Newsletter

    NEWSLETTER
    Cerrar

    Newsletter

    Suscríbete a nuestra Newsleeter y recibe toda la información de interés, junto con las últimas novedades.

     

      X